Punta Arenas también se vive en invierno

0 2856

Es sábado en la noche y me dicen que la sensación térmica es de -6 °C. Las manos duelen y el vaho emana de cada bocanada de aire que se respira. Eso no intimida en nada a las mujeres de la murga que bailan y mueven sus plumas como si estuvieran en Río de Janeiro o Gualeguaychú. Tampoco a los niños que hacen una coreografía vestidos como los animales del Arca de Noé ni mucho menos al público presente, que supera las 30 mil personas. Carros alegóricos con temáticas como La Era del Hielo, la Antártica o el mundo congelado de Super Mario Bros dan cuenta de que el frío es protagonista en esta fiesta. Y se celebra.

El Carnaval de Invierno de Punta Arenas es cada año más exitoso. Es también una clara muestra de que, a pesar de la crudeza invernal, los ánimos en esta época están lejos de decaer. Porque si cree que la máxima actividad en invierno aquí es sentarse junto a la ventana con un chocolate caliente a ver cómo cae la nieve; está muy equivocado. Los magallánicos están decididos a conseguir que los meses más helados del año sean también parte de sus atractivos turísticos.

Es así como además del carnaval, las llamadas “invernadas” -apoyadas por Sernatur local para ponerlas en la retina de los visitantes- también incluyen el famoso “chapuzón en el Estrecho de Magallanes” (que cada año ve crecer exponencialmente el número de participantes), una feria del libro, competencias deportivas y el Festival Folclórico de la Patagonia, que este año trajo a artistas como Manuel García y Los Tres.

Pero más allá de las festividades, lo que realmente encanta de Punta Arenas en esta época son las posibilidades de actividades outdoor… y sin la necesidad de moverse de la ciudad. Así que abríguese (en capas, como lo hacen los magallánicos), piérdale miedo al frío y prepárese para vivir una verdadera aventura en el invierno austral.

Kayak en el fin del mundo

A las orillas de la zona llamada Agua Fresca, 27 km al sur de Punta Arenas, las lomas de los cerros están todas teñidas de blanco y el Estrecho de Magallanes parece una verdadera taza de leche. Es por eso que la empresa Kayak Agua Fresca (www.kayakaguafresca.com) escogió este lugar para hacer sus travesías por el Estrecho, ya que la entrada a la bahía está protegida del oleaje. Tal vez no es un dato muy conocido, pero el invierno es la mejor época para navegarlo. La disminución de los vientos hace que sea mucho más seguro que en otras temporadas del año, y se aseguran una mayor cantidad de días con cielos despejados y buen clima. Tal como hoy.

Eso tranquiliza por un momento a los neófitos kayakistas que, por primera vez, incursionaremos en este tipo de travesías, los que nos volvemos a preocupar cuando el guía comenta que tres veces ha tratado de llegar en kayak hasta Tierra del Fuego y las tres veces ha tenido que ser rescatado por la Armada. “El oleaje es tan alto que los kayaks se parten”, señala, con lo cual deja claro que alejarse de la orilla no es una opción. El Estrecho y sus historias intimidan, pero su mística hace que este no sea cualquier paseo en kayak. De hecho, es la actividad mejor valorada para realizar en Punta Arenas por los usuarios de TripAdvisor, sin importar si se es un experto en kayakismo o un recién iniciado, como nosotros. Palabras como “una de las mejores experiencias que tuve en Chile” o “el equipo de kayak más servicial de la Patagonia” son habituales por parte de los turistas extranjeros que se han atrevido con esta aventura.

El grupo, compuesto principalmente por periodistas locales y de Santiago, se aguanta como puede el frío a orillas del agua, mientras se realizan las instrucciones de seguridad. Remar el aire es más difícil de lo que parece, y hay quienes ya creen -todavía remando en la arena- que un volcamiento será inminente. Pero al entrar al agua todo se calma, y la preocupación da paso a la contemplación. A lo lejos se divisa Tierra del Fuego y se puede observar la nevada orilla que dejamos atrás, desde otra perspectiva. Un zodiac acompaña el recorrido y el zumbido de su motor atrae a la gran sorpresa de la mañana: juguetonas toninas (delfín propio de las costas chilenas) se acercan al bote y a nosotros con saltos y piruetas, mientras sacamos como podemos nuestras cámaras fotográficas para captar el improvisado espectáculo. De tanto remar, el frío queda en el pasado y luego de algo así como una hora y media de recorrido (que se sienten como 20 minutos) volvemos a tierra donde nos esperan con un chocolate caliente en la Hostería Agua Fresca para coronar la jornada.

Esta excursión se puede realizar por medio día (cuatro horas, $ 45.000 por persona) o full day que también incluye una cabalgata por el sector ($ 85.000), además de otras travesías a Bahía Bouchage por dos días y por cuatro hasta el Cabo Froward, el punto más austral de la masa continental americana.

Punta Arenas en esquís

Fotos: Club Andino de Punta Arenas

No es de los más grandes ni mucho menos de los más conocidos, pero Punta Arenas se jacta de tener el centro de esquí más austral del país… y el único con vista al mar. Se trata del Club Andino (www.clubandino.cl) que a pesar de no tener infraestructura de alojamiento posee una gran ventaja: se encuentra a sólo 15 minutos del centro de la ciudad.

Posee 14 pistas y tan sólo un adarivel con precios bastante aceptables ($ 21.000 ticket diario). Su ambiente, más que competitivo, es familiar y de su superficie esquiable un 35% corresponde a pistas fáciles, 47% a intermedias y 18% a difíciles, además de un sector exclusivo para principiantes. También tiene senderos para la práctica de esquí nórdico y actividades para los no esquiadores, como canchas para trineos y snowtubbing.

Pero una de las actividades más llamativas es la caminata con raquetas de nieve ($ 7.000 arriendo del equipo) a través de los diferentes senderos habilitados para ello que presenta el centro de esquí. Si quiere, puede hacerlo por su propia cuenta, pero lo recomendable es la contratación de un guía ($ 5.000) que lo conducirá entre la vegetación de los cerros hasta puntos de altura con una sorprendente vista del Estrecho de Magallanes.

CÓMO LLEGAR

Lan en la temporada invernal tiene cinco vuelos diarios a Punta Arenas, tres de ellos directos (duración: 3,25 hrs) y dos con escala en Puerto Montt (4,40 hrs). Precios desde $ 65.000. www.lan.com

¡A LAS TORRES EN INVIERNO!

La mayoría de la gente lo conoce durante el verano, pero durante el invierno también hay acceso al Parque Nacional Torres del Paine con la posibilidad de ver un paisaje diferente, completamente nevado. Durante esta época muchas visitas son por el día (servicios de alojamiento como campings y refugios están cerrados al interior) y lo mejor es contratar un full day que recorre los principales atractivos como el Salto Grande, Lago Pehoé y Glaciar Grey.

Posteado en: http://www.latercera.cl

Tagged with:

Reportajes Similares